Medicamentos que aumentan el riesgo de Alzheimer

Existen una serie de medicamentos a largo plazo de diversas enfermedades como la depresión, epilepsia, problemas de la vejiga, entre otros… con los que aumentan las posibilidades de demencia. 

Hoy en día, la enfermedad de Alzheimer afecta a unos 50 millones de personas, y lo peor es que las estadísticas no dejan de crecer. Es la causa más común de demencia y produce deterioro cognitivo caracterizado por pérdida de memoria y orientación, cambios en el lenguaje, dificultad para planificar tareas o resolución de problemas y cambios en la personalidad y el comportamiento.

No existe una cura para curarla o prevenirla, y según el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, "se espera que la cantidad de personas que viven con esta enfermedad se triplique en los próximos 30 años". lo que podamos para disminuir el riesgo de demencia.

La evidencia científica confirma lo que sospechábamos desde hace tiempo: lo que es bueno para nuestro corazón también es bueno para nuestro cerebro. "

¿Ciertos medicamentos aumentan el riesgo de la enfermedad de Alzheimer?

Las personas que toman una clase común de píldoras llamadas anticolinérgicos durante varios años tienen más probabilidades de desarrollar demencia a medida que envejecen, según un nuevo estudio.

No es una hipótesis nueva, pero el estudio publicado en la revista JAMA Internal Medicine la analizó con más detalle y durante un período de tiempo más largo.

¿Cuáles son estos medicamentos?

Entre estos medicamentos se encuentran: clozapina (para la esquizofrenia), la darifenacina (comercializada como Enablex para la vejiga), escopolamina (para las náuseas), ipratropio (broncodilatador); tizanidina (relajante muscular); la difenhidramina (un antihistamínico) y por último paroxetina (un antidepresivo).

Estos medicamentos funcionan bloqueando una sustancia química llamada acetilcolina, que actúa como neurotransmisor y participa en muchas funciones del sistema nervioso, incluido el movimiento muscular, la frecuencia cardíaca, la dilatación de los vasos sanguíneos, la función respiratoria y la contracción muscular del estómago durante la digestión.

Este es un estudio de inspección, por lo tanto, no hay manera de darse cuenta si el uso de este tipo de medicamento desempeña un papel directo.

¿Cuáles personas tienen más posibilidad de tomarlos?

Personas mayores, porque suelen tener más problemas de salud. Algunos expertos dicen que las personas que producen menos de esta sustancia tienen más probabilidades de tener efectos más fuertes sobre los neuroquímicos a medida que envejecen.

Investigaciones anteriores han demostrado que el uso a largo plazo de estos fármacos anticolinérgicos aumenta el riesgo de demencia.

Un estudio de 2015 de la Universidad de Washington encontró que las personas de 65 años o más que usaron estos medicamentos durante tres años o más tenían un mayor riesgo de desarrollar Alzheimer que aquellos que tomaron los medicamentos durante tres meses.

Las personas son 54% más altas o menos. Además, una revisión de 30 encuestas realizada en 2014 mostró que los fármacos anticolinérgicos aumentan el deterioro cognitivo y otros síntomas, como la confusión.

Clasificación

El Dr. Malaz Boustani, director del Instituto Regenstriff para la Innovación y la Ciencia de la Implementación de la Salud de la Universidad de Indiana, creó una herramienta llamada Escala de Carga Cognitiva Anticolinérgica, que clasifica los medicamentos en función de sus efectos secundarios sospechosos.

Los expertos recomiendan evitar el uso a largo plazo de píldoras de nivel 3 o combinaciones de este nivel o superior.

La enfermedad de Alzheimer afecta aproximadamente a 50 millones de personas, y las estadísticas aseguran que la cantidad de personas que viven con la enfermedad se triplicará con el pasar de los años.

El nuevo estudio, realizado por Carol Coupland, profesora de estadísticas médicas en la Universidad de Nottingham, analizó las recetas de +285,000 pacientes de 55 años o más, de los cuales alrededor de 59,000 habían sido diagnosticados con demencia.

La mayoría de ellos habían estado tomando uno de estos medicamentos entre 1 y 11 años antes del diagnóstico, según muestran los registros.

Como resultado, pudieron demostrar que el riesgo de desarrollar demencia aumentó en casi un 50 % en las personas que recibieron algunos de estos tratamientos.

No te vayas sin leer: Estos alimentos destrozan tus huesos sin que te des cuenta.

Las asociaciones más fuertes fueron antidepresivos, antipsicóticos y medicamentos para la vejiga o la epilepsia.

Te invito a Suscribirte a nuestro canal de Telegram, en donde vas a recibir todos los días Remedios y Consejos Saludables. Toca el siguiente botón.

Mira esto: