Estos alimentos destrozan tus huesos sin que te des cuenta

Los seres humanos sufren pérdida de densidad ósea a lo largo de su vida, pero algunos alimentos que desconocemos, al igual que algunas bebidas que a diario consumimos. pueden acelerar esta condición.

El sistema esquelético humano está compuesto por diferentes elementos, como cartílagos, tendones y ligamentos. Sin embargo, no cabe duda de que el gran protagonista es el hueso. El esqueleto de un adulto contiene 206 huesos. Entre los más pequeños, este número es mayor porque algunos de ellos, incluidos los cráneos, se fusionan a medida que crecen.

Además de apoyar al cuerpo, los huesos también tienen muchas otras funciones biológicas importantes. Entre ellos, protege los órganos internos de daños y almacena nutrientes esenciales.

En este contexto, no es difícil imaginar la importancia de mantener una buena salud ósea. Una buena forma es limitar precisamente el consumo de ciertos alimentos que tienen muy malos efectos.

1. La Sal

No cabe duda de que una pizca de sal siempre es una buena opción para darle un sabor más intenso a los alimentos. Además, el sodio juega un papel muy importante en nuestro organismo. La razón es que esto aumentará la excreción de calcio en los riñones, lo cual no es una buena señal.

En esta línea de pensamiento, este estudio publicado por Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition observa que las personas que consumen más sal tienen menor densidad ósea que las personas que consumen menos o nada de sal.

Por tanto, ajustarse a un límite considerado saludable, como los 5 gramos recomendados por la Organización Mundial de la Salud, es la mejor opción.

2. La Cafeína

El café es probablemente una de las bebidas más habituales en la vida de los españoles. Podemos comprobarlo todas las mañanas. Sin embargo, aunque muchas personas lo necesitan para despertar, su consumo excesivo es enemigo de los huesos.

Pocas personas saben que la cafeína filtra el calcio de los huesos y los vuelve frágiles. Un artículo sobre los trastornos musculoesqueléticos del BMC señaló que la cafeína es la principal causa de la baja densidad ósea, especialmente en las mujeres.

Las personas que ya están en la menopausia pueden tener un mayor riesgo de osteoporosis, y este riesgo aumentará.

3. Refrescos Cola

Las bebidas carbonatadas y azucaradas suelen ser lo más destacado de una dieta saludable. Obviamente, su consumo excesivo puede causar importantes daños a la salud, desde el aumento de peso hasta el riesgo de diabetes, por nombrar algunos.

Pero otro efecto igualmente dañino, aunque poco conocido, es un efecto negativo sobre los huesos. Por ejemplo, los refrescos de soda son ricos en ácido fosfórico, que aumenta significativamente la acidez de la sangre en el cuerpo.

Esto hace que la sangre comience a erosionar el calcio de los huesos, haciendo que los huesos se vuelvan más frágiles.

Una declaración respaldada por esta investigación publicada en el American Journal of Clinical Nutrition. Por tanto, eliminar estos productos, o al menos reducirlos, ayudará a que nuestros huesos se fortalezcan.

4. El Alcohol

El enemigo de esta dieta saludable también puede causar problemas de salud ósea. La razón es simple: como señala este estudio, el alcohol restringe la función de formar células esqueléticas llamadas osteoblastos, por lo que los huesos no pueden absorber el calcio por completo.

Además, si sufren una fractura, retrasará el proceso de curación.

5. Carnes rojas

Otro alimento que a menudo se considera no especialmente saludable es la carne roja. Aunque no hay problema con la cantidad correcta, el hecho es que el exceso de proteína animal también puede filtrar el calcio de los huesos.

De modo que, las personas que sufren de osteopenia u osteoporosis deben controlar las carnes rojas a dos veces por semana, con una cantidad adecuada cada vez. En este sentido, se debe prestar atención a una investigación de avances en nutrición en enero de 2017.

Según las investigaciones, la reducción de carnes rojas y carnes procesadas, así como refrescos, frituras, dulces y postres y granos refinados, tienen un impacto muy positivo en la salud ósea de los huesos.

Por supuesto, esto no significa que un pequeño consumo de cualquiera de estos alimentos provoque automáticamente problemas en los huesos.

No te vayas sin leer: Esto te quitará el dolor de manos, pies, rodillas y articulaciones.

Siempre que la dieta sea moderada y equilibrada, el riesgo es muy pequeño. Sin embargo, mantenerse alerta y evitar el comportamiento excesivo es la mejor manera de evitar posibles daños a los huesos y la salud en general.

Te invito a Suscribirte a nuestro canal de Telegram, en donde vas a recibir todos los días Remedios y Consejos Saludables. Toca el siguiente botón.

Mira esto:

  1. Ramona Quezada dice:

    Gracias por compartirte interesante mensaje🥰🥰🥰

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.