Eliminar la inflamación y dolor de garganta

No hay nada más incómodo que un dolor de garganta causado por la inflamación de las amígdalas. Los sentimientos de irritabilidad, ardor y dificultad para tragar pueden interferir con la vida diaria.

Médicamente conocida como amigdalitis, esta condición es causada por una infección bacteriana o viral.

Se acerca el mal tiempo. El frío nos hace más vulnerables a los factores externos que nos afectan. Un resfriado, faringitis o amigdalitis (conocida popularmente como angina) conduce inevitablemente a un molesto dolor de garganta. A veces, un dolor de garganta es el primer síntoma que tenemos de un resfriado inminente.

En cualquier caso, cuando ya no hay vuelta atrás y somos víctimas de un dolor de garganta pero no tenemos medicamentos, existen muchos consejos caseros muy útiles para ayudar a desinflamar y aliviar el dolor de forma eficaz.

Tenga en cuenta, que si un dolor de garganta no se cura con estos consejos, si aumentan las molestias o si tiene fiebre, es recomendable consultar a un médico.

Estos son los remedios caseros más comunes para el dolor de garganta y siempre deben usarse con la mejor ayuda posible: el descanso.

Hacer gárgaras con agua salada:

Esta es la opción más fácil para aliviar el dolor de garganta causado por la inflamación de las amígdalas. Simplemente agregue aproximadamente media cucharada de sal a media taza de agua tibia.

Revuelva hasta que la sal se disuelva y haga gárgaras durante 5 minutos. Finalmente enjuague con agua sin sal.

Gárgara de agua y vinagre de sidra de manzana:

El vinagre de sidra de manzana es un ingrediente en los hogares de muchas personas. También se usa para desinflamar las amígdalas, y por sus propiedades antibacterianas y antisépticas, es excelente para combatir virus o bacterias en la garganta.

Los expertos advierten que siempre hay que diluir el vinagre con agua y hacer gárgaras de tres a cuatro veces al día, teniendo en cuenta su fuerte acidez.

Chupar caramelo de menta:

Ya sea menta, eucalipto, naranja o limón, la razón por la que comer dulces puede aliviar el dolor de garganta es porque chupar la saliva que producen suaviza la garganta.

Si tiene diabetes, elija los camaramelos sin azúcar.

Aquí te tengo la receta que utilizo personalmente cuando tengo dolores de garganta, esta receta me la enseñó mi abuela y desde entonces la he mantenido haciendo cada vez que tengo esa dolencia.

No te vayas sin leer:

Te invito a Suscribirte a nuestro canal de Telegram, en donde vas a recibir todos los días Remedios y Consejos Saludables. Toca el siguiente botón.

Mira esto: