2

Mejora tu vida con solo una bebida. Es Fantástica!!

Para muchos no es un secreto que la mayoría de las personas están sufriendo de sobrepeso en los últimos años. Ya sea comer compulsivamente como reacción automática de la ansiedad o el estrés, como también poco ejercicio físico. Otro factor influyente del sobrepeso en la mayoría de las personas en el mundo se debe a la cantidad excesiva de dulces y azúcares que podemos encontrar en cada alimento.

Es por esto que les quiero mostrar un tratamiento que, además de combatir el sobrepeso de nuestro cuerpo, también nos brinda un montón de beneficios para sentirnos más saludables en nuestro día a día y es la hidratación.

Mucho se habla de que el consumo regular de agua hace que el cuerpo pueda mantenerse hidratado la mayor parte del día y esto hará que nos sintamos mucho mejor ya que nos ayuda a mantenernos refrescados la mayor parte del día, tiene beneficios sobre el flujo sanguíneo, mejora la digestión de nuestras comidas y un amplio abanico de beneficios que contribuyen a tener una vida mucho más saludable.

Estos métodos son sólo algunos de los muchos diferentes tipos de uso que le podemos dar al agua para nuestro propio beneficio:

Al inicio de la mañana: Los médicos recomiendan tomar de uno a dos vasos de agua en ayunas. Esto ayuda a la reactivación de los órganos luego de una buena noche de descanso. 

De 15 minutos a una hora antes de cada comida: Esto nos ayuda a preparar el estómago para recibir alimentos, lo cual hace que tengamos una mejor digestión y podamos aprovechar al máximo los nutrientes y proteínas. Es importante recordar que un buen desayuno después de un vaso de agua en la mañana nos ayudar a tener las grandes cantidades de energía que nos permite tener un día más productivo.

Antes de la ducha: Un vaso de agua antes de bañarse tiene beneficios en la presión sanguínea lo cual contribuye a tener un mejor desempeño al momento de hacer ejercicio físico.

Antes de dormir: Un vaso de agua antes de dormir puede ser de mucha importancia porque nos ayudaría a evitar enfermedades musculares, cerebro vascular y cardíacas. Una vez tomado el vaso de agua, nuestro cuerpo comienza a entrar en un proceso de depuración en la sangre, en nuestros órganos e hidratación de los músculos evitando, de esta manera, posibles calambres durante la noche.

Por eso es muy importante implementar esta práctica en nuestro día a día: 8 vasos de agua o dos litros y medio diarios te ayudarán a:

  1. Reducción de fatiga y pereza.
  2. Mejor digestión para las comidas.
  3. Reduce los dolores de cabeza.
  4. Mantiene la piel hidratada.
  5. Nos mantiene frescos durante la mayor parte del día.
  6. Mejora nuestro sistema inmunológico al liberar toxinas de nuestro organismo.
  7. Con un mejor flujo sanguíneo se evitan complicaciones con el corazón.
  8. Debido a nuestra mejor digestión y mejor desempeño en el ejercicio, el consumo regular de agua contribuiría con la pérdida de sobrepeso.

Espero que esta información haya sido de mucha utilidad y la puedas compartir con tus seres queridos más cercanos. Gracias por visitarnos. Dios les bendiga.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *