Cómo blanquear los pies y partes oscuras del cuerpo

Las manchas en los pies son más comunes de lo que piensas. El roce constante de zapatos y calcetines, el clima y la falta de cuidado e hidratación hacen que la piel se vuelva tan áspera que termine tomando un color diferente. Pero no te preocupes, la solución está en tu casa, en tu nevera; en un lugar que no te imaginas.

Me atrevo a decir que los pies son los que menos nos gustan. Basta con decir que estos abusos pueden provocar callos, manchas y asperezas que se vuelven imposibles de eliminar con el tiempo.

Sin embargo, hemos encontrado una solución a su problema. Antes de que digas que estamos locos, déjame explicarte: el queso ricotta es el truco perfecto. Solo porque es rico en calcio y lácteos, al frotarse contra la piel, suaviza los callos y unifica la tez como por arte de magia. ¿No me crees? ¡Pruébalo para que puedas creerlo!

Remedio para blanquear los pies. A base de queso de ricotta.

Si se te dificulta saber de qué queso hablamos, a continuación te dejaré una imagen. Con ella te podrás guiar y reconocerlo, en caso de que en tu país se conozca por un nombre distinto.

Ahora procedemos al remedio:

Ingredientes:

  • 1 taza de queso ricotta o requesón
  • Jugo de un limón
  • 1 trapito de muselina

Método de preparación:

Escurre el queso sobre el trapito y enjuaga tus pies con ese líquido. Agregue limón y, si lo desea, azúcar. De esta manera puedes convertirlo en un exfoliante.

Agregue el queso y comience a frotar con movimientos circulares. ¡No te preocupes, no terminarás oliendo mal! Repita durante al menos 10 minutos. Enjuague con agua tibia, seque y aplique la loción.

Recomiendo hacer esto dos veces por semana para acelerar los resultados. ¡Los cambios en tus pies serán increíbles!

Ahora te dejaré otros trucos caseros para blanquear cualquier parte de la piel:

Limón

Frote una rodaja de limón sobre la piel, déjelo actuar durante unos 30 minutos, luego enjuague con agua tibia. Si vas a utilizar este remedio, lo mejor es que lo hagas por la noche, pero evita las contraindicaciones del sol.

Bicarbonato

Haga una pasta agregando una cucharada de bicarbonato de sodio a un poco de leche, aplique sobre la piel oscura y frote con movimientos circulares. Dejar actuar durante 20 minutos, luego retirar con suficiente agua fresca.

Cúrcuma

Mezcle un poco de este polvo con miel y leche. Funciona bien en áreas oscuras. Deje actuar la mezcla durante 20 minutos, luego enjuague con abundante agua.

Aceite de oliva

Combina partes iguales de aceite y azúcar en una pasta espesa, frota las partes oscuras durante cinco minutos y luego retira con agua fría.

Te invito a Suscribirte a nuestro canal de Telegram, en donde vas a recibir todos los días Remedios y Consejos Saludables. Toca el siguiente botón.

Mira esto: