Cómo eliminar las garrapatas y pulgas de tu hogar y mascotas

Si deseas mantenerte alejada de los productos químicos para eliminar las plagas, estas en el lugar correcto porque te diremos los mejores remedios caseros.

Hay algo que resulta ser un trago amargo en muchos hogares: las plagas. Una de las más comunes es la garrapata, que es un insecto peligroso para mascotas y humanos porque su picadura puede causar enfermedades como la enfermedad de Lyme e incluso la muerte.

Es un problema inflamatorio que puede causar erupciones, dolores de cabeza, fiebre y escalofríos; luego puede convertirse en artritis, enfermedades del sistema nervioso y del corazón.

Además, las picaduras apenas se notan al principio, pero pueden causar fiebre, entumecimiento, dificultad para respirar, acidez estomacal, vómitos y dolor en las articulaciones.

Entonces, si deseas mantenerte alejado de los productos químicos, hoy cubriremos algunos remedios naturales para combatir una infestación de garrapatas en su hogar y mascotas. Comencemos con el hogar.

¿Cómo eliminar las garrapatas de tu hogar?

  • Lavanda. Es un excelente repelente de insectos e insecticida natural. Lo ideal es añadir unas gotas de aceite o colonia y lavanda al spray y pulverizar determinadas zonas de la casa como cortinas, muebles, camas de mascotas, entre otros…
  • Eucalipto. Siguiendo el mismo proceso que para la lavanda, hierva un puñado de hojas de eucalipto en agua. Cuando se enfríe, filtra el agua y utilízala para rociar la casa y tu propio cuerpo.

Otro de los mejores remedios naturales para acabar con las garrapatas de tu hogar es mezclar bicarbonato de sodio con sal, una combinación explosiva que acabará con cualquier insecto que pueda quedarse en tu hogar.

En un recipiente, combine 2 cucharadas de sal y 2 de bicarbonato de sodio hasta que se forme una pasta suave. Distribuya el producto por la casa, especialmente en rincones y aberturas que puedan usarse como portones.

Recuerda, después de una salida al campo en esta época, es importante ducharse bien y revisar todo, especialmente los más pequeños de la casa, para asegurarse de que no haya habido picaduras.

En caso de garrapata, lo mejor es acudir a urgencias para que te atiendan y analicen el bicho.

Cómo eliminar las garrapatas y pulgas de tu perro

Lo primero que tenemos que hacer es explorar al perro y encontrar todas sus garrapatas, ya que si bien suelen permanecer dentro y alrededor de las orejas, pueden hacerlo en cualquier parte del cuerpo.

Tienden a meter la cabeza en la piel del animal en ángulo, por lo que hay que mirar dónde se atascan porque vamos a tener que tirar en la dirección opuesta. Por eso, también le arrancamos para evitar que se quede dentro. Los pasos que debes seguir son los siguientes:

Paso 1: poner al perro en una posición cómoda, buscar a alguien que te sujete si es necesario, para que puedas trabajar mejor. Elija un área bien iluminada donde se pueda ver claramente la disposición de la garrapata.

Paso 2: si bien puede quitar las garrapatas a mano, le recomendamos que use pinzas especiales para evitar tocarlas y potencialmente propagar enfermedades como la enfermedad de Lyme o el tifus.

Paso 3: observe el ángulo de clavado. Hay que agarrarlo con unas pinzas a la altura de su cabeza, es decir, lo más cerca posible de la piel del animal.

Tire suavemente hacia atrás de las pinzas en el mismo ángulo para quitar la cabeza. Hazlo con calma, porque si aprietas demasiado las pinzas o tiras demasiado rápido, la cabeza podría entrar y provocar una infección en el animal.

Paso 4: una vez que hayas sacado la garrapata de la piel del perro, deshazte de ellas como mejor te parezca. Esto es importante, de lo contrario es inevitable que acabes volviendo a los animales.

Paso 5: Después de eliminar todas las garrapatas que parasitan al perro, es el turno de curar la herida que causó en la piel. Para ello, primero debes lavar la herida con agua y jabón, luego aplicar una gasa empapada en yodo.

Te recomiendo leer:

¿Como alejar las garrapatas de mi mascota?

Aceite de oliva: Solo unas pocas gotas son todo lo que necesita para tratar las garrapatas adheridas a la piel de un animal. Puede causar una sensación de asfixia y hacer que se separe y busque otro lugar. Posteriormente, puedes retirarlo con unas pinzas y esterilizar la herida que le causó al perro.

Manzanilla: Simplemente preparas una infusión de manzanilla y la aplicas a tu mascota con la ayuda de una toallita. Esta es una forma muy efectiva de repeler las garrapatas de los perros.

Limones: Hervir dos rodajas de limón durante un minuto y medio, luego cocinar a fuego medio durante aproximadamente una hora. Deja que se enfríe y rocía la mezcla sobre tu mascota y verás lo rápido que las garrapatas abandonan su cuerpo.

Si te sobra jugo de limón, échalo en una botella con atomizador y aprovecha para rociar las áreas de tu hogar que son más propensas a albergar estos insectos.

Vinagre de manzana: Para utilizarlo hay que coger un recipiente y mezclar a partes iguales agua y vinagre de sidra de manzana. Aplicarlo a un perro crea un olor bastante desagradable para las garrapatas, por lo que no tienen más remedio que huir tan pronto como entren en contacto con él.

Vaselina: Hay que aplicar vaselina en la zona afectada para que produzca una sensación de ahogo en el huésped no deseado, muy similar a la sensación de ahogo que produce el aceite de oliva. Inmediatamente se retirará buscando otro lugar, y es momento de aprovecharlo y deshacernos de él.

Menta: sumerja de 10 a 15 hojas de menta en la mezcla y déjela reposar toda la noche. Al día siguiente, cuela la mezcla en un spray y rocíalo sobre el pelaje de la mascota.

Descarga nuestra App para que recibas GRATIS todos nuestros Consejos Saludables. Toca el siguiente botón.

Mira esto: